fbpx

5 consejos para crear tu hábito de ahorro (sin sufrir mientras lo haces)

En este artículo quiero compartirte algunos consejos para crear tu hábito de ahorrar, algo muy importante en el tema de las finanzas personales y proyectos de negocios.

Es probable que tengas muchos planes para el futuro y hayas reflexionado sobre como llevarlos a cabo. Sabes que para llevar a cabo esos planes necesitas dinero. Te pones a evaluar tus opciones, entre hacerlo con tu salario, que si tomas un préstamo, o si lo vas juntando de a poco.

Esto último te puede parecer viable, pero (siempre aparece un pero), ¿Cómo puedes crear el hábito de ahorrar si te cuesta trabajo comenzar?

No es que no seas consciente de la importancia del ahorro, es solo que nunca has podido comenzar o tal vez lo has iniciado pero no logras mantener una constancia en tus ahorros. A todos les ha pasado alguna vez…

¿Tienes mucho tiempo pensando en comenzar a ahorrar y no lo haz hecho?

 

Pueden ser muchas las razones que tenemos para NO ahorrar. Algunas de ellas son: 

«No gano suficiente dinero» «No me alcanza el dinero para ahorrar» «Tengo muchas deudas, ¿para que voy a ahorrar? «Tengo muchos gastos» «Voy a ahorrar cuando gane suficiente dinero»

Y la lista sigue hasta el infinito. Pero solo son excusas que nos ponemos.

¡Basta de excusas! Comienza poner en practica los consejos que te doy a continuación:

5 consejos para crear tu hábito de ahorro:

 

1. Comienza a ahorrar el primer peso. 

No necesitas comenzar a ahorrar una gran cantidad de dinero. E objetivo aquí es «comenzar«, es decir, que nos vamos a enfocar en crear el habito de ahorrar. Por consiguiente, cada vez que cobres tu salario o recibas un ingreso, aparta una pequeña cantidad, y te enfocas en ahorrarla si o si.

Después de un tiempo ya estarás acostumbrándote a guardar una parte de tus ingresos, por lo que se te hará extraño después si no reservas ese dinerito. 

Como dije, el punto es comenzar, y hacerlo de forma constante, aunque sea una cantidad de dinero pequeña. Puede ser el 1% de tus ingresos semanales, quincenales o mensuales.

 2. Que ahorrar sea o primero en tu presupuesto. 

Cuando tenemos la mentalidad de ver el ahorro como un gasto, es comprensible que nos cueste trabajo apartar una parte de nuestros ingresos para guardarlo. 

Tendemos a vero como un gasto mas, y de paso, uno que «no se le ve sentido» porque no nos aporta una gratificación inmediata como una compra de algún artículo. 

Si cambiamos esa forma de ver el ahorro y lo vemos como un auto-pago, es decir, pagarnos a nosotros mismos primero, se hace mas fácil de lograr dicho cometido. 

Después de todo somos nosotros los que trabajamos para conseguir ese ingreso y nos merecemos ser «premiados» pagándonos a nosotros mismos primero.

Por lo tanto eso debe ser lo primero que debemos apartar en nuestro presupuesto, ya que es como nuestro sueldo futuro.

3. Ponle un nombre a tus ahorros. Determina la razón por la que quieres ahorrar.

Una cosa es ahorrar, por ahorrar. Guardar dinero porque «hay que hacerlo» y otra cosa es hacerlo con un propósito especifico, una razón puntual para hacerlo.

Determina cual es esa razón, plan o meta por la cual vas a apartar una cantidad de efectivo de forma periódica.

Puede ser para comprar algún articulo en  especial, para unas vacaciones o para pagar la universidad. Es importante «ponerle nombre» a esos ahorros.

 

4. Utiliza una cuenta de ahorro sin tarjetas de débito enlazada.

Si vas a guardar tu dinero en un banco comercial o en una asociación de ahorros y préstamos, es preferible que uses una cuenta de ahorros que no tenga una tarjeta de débitos relacionada.

Ya que tu objetivo es el ahorro a mediano o largo plazo. No es quizás para gastarlo de inmediato. Al usar una cuenta sin tarjeta de débito, evitas la tentación de gastar el dinero que haz juntado con tu esfuerzo y disciplina.

5.  Aumenta el monto que de tus ahorros.

Finalmente, ya que creaste el hábito de ahorrar, que es lo primero en tu presupuesto, que le has puesto un nombre o propósito y estas utilizando una cuenta de la cual no se te es tan fácil sacar el dinero, toca ahora aumentar el monto que ahorras cada vez.

Para poder alcanzar una meta de ahorro mas fácil, es obvio que mientras mas alto es el monto que ahorras mas rápido la vas a alcanzar.

¡Es hora de pasar a la acción!

Si te gusto este artículo y piensas que ha sido de ayuda, por favor compartelo en tu Red Social favorita y dame un impulso para seguir publicando más contenido como este. ¡Te lo agradezco mucho!

Si necesitas mas información o quieres ampliar más este tema puedes dejarme un comentario.

Shares